Articles...

Que Ocurre en el Mundo un Dia como Hoy

User Rating: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

alt Un día como hoy ascendía en mi país un gobierno militar. Un día como hoy marchaban a la Plaza de Mayo madres y abuelas en busca de sus hijos y nietos. Un día como hoy se llevaban jóvenes a una guerra de la cual no volverían. Un día como hoy de escribir estas líneas en Argentina hubiese DESAPARECIDO. Si bien los tiempos han cambiado, un día como hoy en un centenar de lugares los derechos humanos son soslayados.

De acuerdo con el Artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”[1], esto significa que los derechos humanos son inalienables no están restringidos por un espacio y un tiempo. No obstante, existe considerable evidencia de que tales derechos son violados día a día por Estados e individuos que gozan de impunidad.

El presente ensayo no pretende ser exhaustivo, sino simplemente poner de manifiesto a través de ejemplos reiteradas violaciones a la Declaración de los Derechos Humanos en distintas regiones del mundo a saber: Norteamérica y América Latina, Europa y Asia Central, Oriente Medio y Extremo, y África. A través de esta exposición se trata fomenter el conocimiento en el área de Derechos Humanos, y de poner en evidencia la hipocresía y el doble estándar utilizado por varios gobiernos. En el año 2001 la presidenta de Amnistía Internacional Eva Suárez-Llanos, (España) señalaba que «Los gobiernos han adoptado la retórica de los derechos humanos, pero muy pocos la han convertido en realidad»[2]. Posteriormente en la conclusión, se examinarán soluciones realistas y viables a la temática.

El sueño Americano. Hace no más de 300 años América toda clamaba por su libertad. Por la esperanza de elegir a sus gobernantes y de forjar naciones justas. Hoy en el continente Americano reiterados derechos son violados, haciendo de los pueblos menos libres y de las naciones menos justas. Quizás el ejemplo más próximo y tangible, es el caso de Estados Unidos, pues al ser el hegemón del sistema internacional sus acciones son percibidas por todos los actores. De Irak a Guantánamo hay una multiplicidad de hechos a mencionar. Varios organismos internacionales han acusado a las tropas americanas en Irak por su total impunidad y el maltrato y muerte de civiles. A ello se agrega la crueldad de uso bombas racimo y la recurrente negativa adherirse a normas internacionales. América Latina no esta exenta de violaciones a los derechos más fundamentales. La pobreza, la falta de trabajo y vivienda, la discriminación racial constituyen la negación de la dignidad de la persona. A ello se le suma la restricción de las libertades políticas y la libertad de expresión en países como Venezuela y Cuba. El caso Colombia también denota una realidad terrible. Tanto grupos de izquierda como de derecha han azotado a la población civil. Las guerrillas tienen a miles de rehenes cautivos; así como los grupos paramilitares, muchas veces ligados a figuras políticas, promueven la desaparición forzada de personas, secuestros y tráfico de drogas para financiar sus operaciones.

De esta manera, pueblos que soñaron con ideales de libertad, de democracia y justicia social, hoy derrumban el sueño americano a través de actos ilícitos e impunes.

El viejo continente. Muchos Estados del viejo continente se erigen hoy como paladines de los derechos humanos. Sin embargo, dentro de sus fronteras y alrededores los derechos de miles de personas son violados a diario. En las “puertas” de la comunidad, aparece el caso de España donde se han reportado datos de maltrato y degradación contra inmigrantes que en su mayoría provienen de África. Otro problema que enfrenta la población española es el caso de las violaciones perpetradas por grupos armados como la ETA. En este sentido el actual presidente intentó restablecer el dialogo y la pacificación. A pesar de la buena voluntad del gobierno, este grupo volvió a atacar a civiles burlándose del cese del fuego (similar a lo ocurrido en Colombia con el ex presidente Pastrana).

Asimismo, la mayoría de los países europeos tienen pendientes investigaciones en relación a los vuelos y establecimientos clandestinos ligados a la lucha contra el terrorismo. A ello se suma las violaciones contra la Convención Contra la Tortura y malos tratos, y las reiteradas violaciones al artículo 5 de la Declaración de los Derechos Humanos, “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

En Europa del Este y la Federación Rusa los casos de violaciones a los derechos humanos son un hecho cotidiano. La discriminación de las minorías étnicas dentro de los Estados es insoslayable. Casos mediáticos son por ejemplo los dichos del presidente de Rumania contra un periodista llamándolo “gitano sucio”. Otros países como Azerbaiján limitan las libertades políticas y la libertad de expresión de los medios de comunicación. Similar es el caso de Bielorrusia, aún cuando en Diciembre pasado la Asamblea General de Naciones Unidas condenó la violación de los derechos humanos en aquel país. Finalmente, la Federación Rusa parece hacer oídos sordos ante las reiteradas acusaciones de la Corte Europea de Justicia. El gobierno ruso no solo es acusado de malos tratos y tortura sino también de desaparición forzada de personas y ejecuciones. El epicentro de estas atrocidades es la Republica de Chechenia.

Oriente Extremo y Medio. Afganistán junto con Irak constituyen el ejemplo más crudo de matanza generalizada, de ataques indiscriminados, de destrucción de la población civil y de la hipocresía e impotencia del actual sistema internacional. De acuerdo al informe de “Amnistía Internacional” de 2008 [3] se comenten violaciones a las leyes humanitarias y a los derechos humanos por prácticamente todas las fuerzas en conflicto, sean fuerzas de seguridad o grupos insurgentes. El derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de la persona no tiene cabida en estas tierras. El derecho a la educación de los niños, el derecho a un futuro digno no encuentra lugar en estas zonas donde la muerte, la opresión y el maltrato parecen ser el único porvenir.

No mucho mejor es la situación en el gigante asiático. El crecimiento económico y las oportunidades financieras que hoy ofrece China han capturado la vista de la comunidad internacional. Sin embargo, ello da lugar a la inobservancia de las prácticas que violan los derechos humanos en aras del beneficio económico. Los derechos de las minorías étnicas y de activistas políticos son reprimidos y censurados. En muchos de estos casos las autoridades chinas aplican la tortura e incluso la pena de muerte clandestina. Los derechos laborales y la explotación parecen no ser del interés del gobierno. Además de la violación de derechos políticos, Extremo Oriente es centro de uno de los crimines mas aberrantes, a saber, la violación reiterada de los derechos de niños a través de la prostitución infantil y el trafico de personas con fines de explotación sexual. Ello ocurre en países como Tailandia, Filipinas, Indonesia, Malasia y Laos.

África, el continente olvidado. Existe la creencia generalizada de que no existe solución para África, de que la ayuda que se otorga queda en manos privadas y no llega a la población. El hecho es el siguiente: la situación de los derechos humanos en África es crítica y monstruosa. Lo peor que puede hacer la comunidad internacional es darle la espalda a tal situación y a las millones de personas que la padecen.

África vivió procesos de colonialismo, esclavitud, apartheid; luego, durante la descolonización comenzaron los enfrentamientos tribales, el genocidio y la masacre de cientos de miles de personas. Los estados africanos sufren de una alta inestabilidad política, no existe monopolio del uso de las fuerzas, las milicias privadas así como las fuerzas estatales hostigan a la población civil. En varias regiones de África la única instrucción que reciben los niños es “matar o morir”. En países como Angola, Burundi o la Republica de África Central los arrestos arbitrarios, la desaparición forzada de personas, la ejecución y la tortura son cotidianos. La violencia sexual contra mujeres y niñas, así como la mutilación de órganos sexuales tienen cabida a diario en una total impunidad. Como si ello no bastara, potencias extranjeras aprovechan esta situación para efectuar la venta de armamentos a Estados como Zimbabwe donde la situación empeora día a día desde 2007. Las restricciones políticas allí aumentaron tangiblemente así como también la tortura y el arresto. A la problemática entre facciones políticas y étnicas debe agregarse la falta de salud, la expansión de enfermedades mortales particularmente el HIV, la malaria y el cólera. Asimismo, deben considerarse las migraciones masivas de población, la consecuente falta de vivienda, trabajo y recursos para subsistir.

En conclusión, un día como hoy son violados en cada rincón del globo en forma sucesiva e impune los derechos humanos. Estos derechos que corresponden a todas las personas, que no tienen restricción de espacio y lugar. En países ricos y pobres, en países poderosos y débiles un día como hoy se producen torturas, se separan familiar, se trafica personas que pierden su libertad para convertirse en objetos, en esclavos. Un día como hoy se olvida lo declarado en 1948 en afán de proteger a la humanidad de estas atrocidades “Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana; Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias; (…) Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso”. 44 Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948). http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm

Un día como hoy, como aquel día en 1948 los pueblos desde sus diferentes ámbitos de interacción pueden actuar a favor de sus derechos. Existen formas y organismos de carácter multilateral para alentar el cumplimiento de tales derechos como la Corte Internacional de Justicia, la Corte Penal Internacional y cortes de índole regional como la Corte Interamericana de Justicia. Muchos países han dado el ejemplo y han ratificado el Tratado de Roma a través del cual nace la CPI, otros como Estados Unidos y China no lo han hecho. Es menester que se publique, que se de a conocer qué estados buscan mejorar los estándares en relación a los derechos humanos y qué estados han optando vulnerary tales derechos. Es crucial mencionar que solo cuatro países han debidamente ratificado en sus legislaciones internas la Convención internacional para la Protección contra la Desaparición forzosa de Personas (2006) y que países como Estados Unidos, Canadá y Venezuela ni siquiera participaron de su firma. Que muy pocos países han firmado y ratificado la Convención para la Protección de los Trabajadores Inmigrantes y sus familias (1990).

Es necesario apoyar a organismos no gubernamentales y gubernamentales en su afán por dar a conocer lo que ocurre y brindar soluciones e ideas prácticas a esta problemática. Es necesario el reconocimiento de los derechos sociales como parte de los derechos humanos y promover el desarrollo y la igualdad social. La falta de oportunidades, la falta de futuro para los niños es una violación su dignidad. Existen diversos programas que actúan localmente en pos del desarrollo, la nutrición, la vivienda y la educación, pero se necesita de un cuerpo legal que proteja a las poblaciones para que tales programas puedan llevarse a cabo.

Es necesario reconocer que cada individuo haciendo uso de su libertad puede alentar a su gobierno a aferrarse a la normativa internacional, a promover un mundo basado en la dignidad de la persona, en la valoración de la vida, y la seguridad. El uso que hagamos de nuestra libertad un día como hoy es la esperanza de que nuestros hijos tengan la misma libertad el día de mañana.


Fotnotes

[1] Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948).

[2] MONICA G. PRIETO. AI denuncia violaciones de los derechos humanos en 149 países. Su informe anual refleja la violencia policial en Europa. El Mundo. España. (2001)

[3] Amesnity International Report 2008. State of the World’s Human Rights:middle-east-and-north-africa.

Amesnity International Report 2008. State of the World’s Human Rights:africa


Bibliografía

Libros

Betts Richard K. “Conflict after the Cold War”. Longman Publishers. (2002)

Henkin Louis. “The Age of Rights”. Columbia University Press. (1990)

Robinson Mary and Alston Philip. “Human Rights and Development”. Oxford University Press. (2005)

Periódicos

El Mundo MONICA G. PRIETO. AI denuncia violaciones de los derechos humanos en 149 países. Su informe anual refleja la violencia policial en Europa. El Mundo. España. (2001)

Web Sites

Amnesty International

Human Rights Defence

Human Rights Watch

United Nations

The OHCHR 2007 Report

United Nations Ratifications and Reservations

Master New Media

Join HRD



bout  |  Contact

Copyright © 2014. All Rights Reserved.